Con Lola Climent, la artífice de la portada de La llamada del tiempo