Pero también tengo el corazón partío ya que gran parte de mis raíces pertenece a un precioso pueblecito de El Comtat: Alcolecha, mi lugar favorito del mundo y gran fuente de inspiración para muchos de los escenarios de mis historias, entre sus paisajes verdes y montañosos.

Desde que tengo uso de razón devoro libros y desde que sé escribir he estado plasmando historias en mis múltiples libretas. Pero es en 2015 cuando me animo a publicar mi primera novela de género romántico, La noche de las perseidas. después llegó Descubriendo a Carla (2017) y con mis dos últimas novelas, Desde el espejo  (2020) y La llamada del tiempo (2021) he buscado un nuevo estilo creativo: ambas historias mantienen los tintes románticos propios de mis relatos, pero dando un paso más allá, combinándolo con la ciencia-ficción.

Me gusta fusionar géneros narrativos, jugar con situaciones reales y con la fantasía y situar a mis personajes y sus tramas en varias líneas temporales, pasear entre diferentes épocas. Autoras como Kate Morton o Isabel Allende son referentes y su forma de transmitir historias han influido mucho en mi propio estilo.

Además de tener esta faceta de escritora, trabajo en el área de protección de infancia y adolescencia con menores. Nada tiene que ver con la literatura, pero es así y también disfruto de esta parte profesional de mi vida.

Tengo una familia maravillosa, una pareja y unos hijos que son mi vida y con quiénes procuro compartir y hacer partícipes de esta ilusión mía qué es la escritura.

Mi lugar favorito en el mundo